Dar en la diana: obras ganadoras de la XI Muestra Joven

La plataforma de exhibición más importante para el joven cine cubano recién acaba de finalizar su oncena edición, en la cual el público asistente fue testigo de una diversidad de estilos y técnicas audiovisuales utilizadas por los más noveles realizadores del país.

Mildrey Ponce
0 comentarios
2012-04-16

La plataforma de exhibición más importante para el joven cine cubano recién acaba de finalizar su oncena edición, en la cual el público asistente fue testigo de una diversidad de estilos y técnicas audiovisuales utilizadas por los más noveles realizadores del país.

Más de 80 obras formaron parte del concurso, de las cuales resultaron premiadas Camionero, de Sebastián Miló, en la categoría de ficción, De agua Dulce, de Damián Sainz, en el apartado de documentales y Uvero, de Arian Enrique Pernas, cómo la mejor animación.

Otras obras destacadas fueron Ausencia, de Armando Capó, y Pero la noche de Gretel Marín, ambas menciones en la categoría de documental fue reconocida como la Mejor Música Original el trabajo de Yoan Yabor en Camionero, y el Premio al riesgo y búsqueda artística, recayó en el largometraje La Piscina de Carlos M. Quintela.

En el capítulo de Jóvenes Diseñadores, resultaron laureados Leonel Mokarzel (Límite), por Un adiós es suficiente, de los realizadores Lis López e Israel Consuegra (Primer premio); Fernando Pupo (Pupo), por Rastafari, el mito de la diferencia, de los realizadores Alexis Pire y Lourdes García (Segundo premio); Robiert Luque, por Delirio, de Alejandro E. Alonso y Lázaro O. Lemus, y Liván Valdés Padilla por Alumbrones, de Ana A. Alpízar (Tercer premio compartido).
En la sección Haciendo Cine fueron escogidos nueve proyectos audiovisuales, quienes recibirán el apoyo de diversas entidades para su realización
La Muestra Joven constituye un espacio aglutinador del llamado cine de los nuevos realizadores en Cuba, en su mayoría producido fuera del marco institucional, es decir, de forma independiente.
Esta tendencia se favorece principalmente, a partir de la existencia de la Facultad de Medios de Comunicación del Instituto Superior de Arte, la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños, así como de un movimiento de formación autodidacta.
Queda el reto para las próximas ediciones, seguir contribuyendo a la búsqueda de un cine que sea notable además por su calidad artística, clara evidencia de que ante la democratización de las nuevas tecnologías para elaborar una obra audiovisual, no solo la voluntad creativa basta.
En ellos la industria del cine cubano, principal auspiciadora del evento, tiene garantizado su relevo.

Share on:
0 comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.